web analytics

“A ver si te enteras, payasa”: la sorprendente carta que acaba de recibir Rocío Carrasco

El momento más difícil para Rocío Carrasco.

Han pasado 16 años de la muerte de la gran Rocío Jurado. En la actualidad, más de una década después y tras un sinfín de conflictos y polémicas familiares, Rocío Carrasco ha conseguido hacer realidad el sueño de su madre, y ha abierto el museo dedicado a la figura de la cantante.

Este dos de julio de 2022, el esperado museo de Rocío Jurado abrió por fin sus puertas en Chipiona, Cádiz. Es la localidad que vio creer a la artista y que ahora acogerá sus pertenencias y sus decenas de recuerdos.

Rocío Carrasco no tiene miedo ante el inminente estreno, pero sí siente una gran responsabilidad ante una apertura que ha tardado 16 años en llegar y que siempre ha estado rodeada por la polémica. “Siento una gran responsabilidad, no tengo miedo, pero sí espero estar a la altura de lo que ella habría esperado”, explicó Rocío entre lágrimas.

Rocío es consciente de que parte de la familia no estará en la inauguración y eso realmente no es lo que más le duele. A la hija de Rocío Jurado le ha afectado que durante años parte de su familia le haya culpado a ella de la no apertura del museo: “Ha sido por problemas burocráticos, no por mi culpa”, dijo.

“Payasa”: duras acusaciones contra Rocío Carrasco.

Mientras tanto, el documental de Rocío Carrasco, En el nombre de Rocío, sigue generando un sinfín de reacciones. Sobre todo la segunda parte, que ha reavivado la eterna guerra entre la hija de Rocío Jurado y Raquel Mosquera. Una enemistad que sigue escribiendo nuevos y sorprendentes capítulos.

Raquel Mosquera reapareció en Viva la Vida después de las últimas declaraciones que Rociíto hizo sobre ella en el documental En el nombre de Rocío. La hija de Rocío Jurado insinuó que el matrimonio de la peluquera y Pedro Carrasco no era tan idílico como parecía.

En opinión de Rociíto, su padre no debió casarse con la peluquera porque seguía enamorado de su madre. “Mis padres se murieron los dos enamorados, sus matrimonios con otras personas fueron un error”, dijo. Raquel Mosquera, durante años, aseguró privada y públicamente que el gran amor de su vida había sido Pedro Carrasco y que era algo mutuo. Según la peluquera, juntos habían vivido una historia de amor perfecta.

La que fuera mujer de Pedro Carrasco lanzó unas duras acusaciones desde el plató de Viva la vida: “Ella dice que su padre estaba arrepentido de haberse casado conmigo, pero es mentira. Lo dice para hacerme daño, es una mala persona”, comentó. Pero no quedó ahí la cosa, ni mucho menos.

Raquel Mosquera ha publicado una durísima carta dirigida a Rocío Carrasco para expresar todo lo que siente. Sus palabras han sido publicadas, junto con una foto, en su cuenta personal de Instagram. “No se puede ser más tonta, cortita y mala persona para decir o insinuar, no sé qué es peor, que yo ejercí la prostitución en Alemania…”, son las primeras palabras de la misiva.

Raquel Mosquera desmiente todo lo que cuenta Rocío Carrasco.

“Cuando se miente y no contrastan las informaciones, suelen ocurrir estas cosas. Ya no saben qué decir o inventar para desprestigiarme y desacreditarme. Pero yo soy como el ave Fénix que renazco de mis cenizas. Solo con amor se consigue eso. Que hasta esta frase me la copiasteis en el documental. Todo tu documental está estudiado, meditado… manipulado y tan solo para hacer daño y con mucho odio, la peor enfermedad que existe en la vida”, añadió Raquel Mosquera en su carta.

“A ver si te enteras, payasa. Que yo estuve en Alemania desde los tres añitos hasta los seis, con mis queridos padres que emigraron a trabajar y sacar a sus cinco hijos adelante honradamente, para que no nos faltase de nada. Como así lo hago yo, ya que así me enseñaron y yo también lo hago con mis hijos. Y así también te enseñaron tus padres a ti, cosa que tú no haces y no aprendiste…”, continuó.

Por último, la colaboradora de Telecinco quiso lanzar un mensaje abierto: “Paciencia que es la madre de la ciencia. De eso entiendo mucho, como se puede ver en Supervivientes y demostré en tres meses y medio. La auténtica Raquel Mosquera, única, irrepetible e inigualable. Ya que, además, llegué a la final. La verdad solo tiene un camino. Os aseguro que no os defraudaré”, zanjó la peluquera.