A estos hombres que no podían dejarse barba les pusieron unas postizas, ¡y cambió sus vidas!

Buenas noticias para los hombres que no pueden dejarse barba: está científicamente demostrado que la gente con barba se vuelve un poco gilipollas. Bueno, no es del todo así.

Un estudio realizado en Australia ha encuestado a “500 hombres entre los 18 y los 72 años de la India y los Estados Unidos, fijándose en hombres con nueve estilos de vello facial diferentes —desde barba de unos pocos días a una más hirsuta“. Los participantes identificaban su cantidad de vello facial, y luego respondían una serie de preguntas sobre roles de género.

Según el estudio, los hombres con barba estaban más predispuestos a expresar un sexismo hostil, es decir, tenían creencias negativas sobre las mujeres. El estudio sugiere que no es que los hombres sean sexistas por dejarse barba, sino que se dejan barba porque son sexistas. “El vello facial atrae a hombres sexistas porque maximiza su masculinidad facial y aumenta su imagen de dominación.

A pesar de esta asociación entre barba y sexismo, algunos chicos que no pueden dejarse barba querrían tener una. En este vídeo, tres hombres lampiños se prueban barbas super realistas, aplicadas por profesionales del maquillaje. Antes de ponerse las barbas, los chicos explican por qué están tan desesperados por tener el accesorio hipster definitivo. “Si nunca me afeito, nunca, como mucho llego a tener tres pelos creciendo en mi barbilla“, dijo uno.

En general, a estos chicos les encantó su nuevo look. Uno de ellos considera que su barba le da un aspecto de malote, otro inmediatamente piensa en cambiar de profesión: “podría fácilmente tener mi propia destilería“. Otro dice que está de pronto preparado para tener hijos:

ezgifcom-resize-compressor-AoeCbI

Por mi aspecto debería estar jugando con un bebé recién nacido en mi regazo.

¿Eso es bueno o malo?