7 Consejos de una psicóloga y madre, cuyo método de crianza triunfa entre padres de todo el mundo

Anna Bykova es una psicóloga y ella misma se define como madre perezosa, también es autora de varios bestseller, en ellos cuenta que es “demasiado perezosa” para lavar los platos, pero permite que un niño de siete años lo haga solo para que aprenda la coordinación.

A continuación os mostramos las claves de su método:

Cómo enseñar a un niño a usar el orinal

Gradualmente y con paciencia.

  • El orinal debe estar siempre a la vista del niño y en el mismo lugar, por otro lado, jamás hay que forzar al niño a que lo use.
  • Siempre hay que premiar y alabar cualquier avance.
  • Puedes contarle un cuento mientras está en él, o poner a un peluche suyo en el orinal y contarle originales historias.

Cómo prevenir las dichosas rabietas

Quitar de la vista del niño lo que no puede coger

  • Si quiere algo si o si, ofrécele otra actividad más interesante, juguetes baratos de cuerda, un globo que tú le puedes hinchar, etc.
  • Puedes decir “Por supuesto, pero después” o “Sí, pero…” con otras palabras: “Por supuesto, jugaremos, solo dormiremos un poco y luego jugaremos”.
  • Para interrumpir un juego para ir a comer, puedes jugar a que el niño alimente a su juguete. Para alimentar a un joven constructor, en lugar de “Deja los cubos, vamos a comer un poco de sopa”, anuncia que el equipo de construcción tiene su hora del almuerzo.

Cómo calmar a un niño si ya ha comenzado la rabieta

  • Desvía su atención
  • Calmar, cada familia desarrolla su propio ritual para calmar a un niño. Puede ser el mismo poema, cuentos o juegos. .
  • Ignorar. Si ya has usado todos los demás métodos y no hay peligro para su salud, ignórale, “Probablemente, solo quieres llorar ahora… Cuando te canses de llorar, tú y yo [sugerir algo interesante]”.

Cómo alimentar a un niño que no come mucho

  • Lo mejor es dejar que el niño tenga hambre. Cuando la comida se asocia solo con momentos positivos, el apetito es mucho mejor.
  • Si también vas a involucrar al niño en el proceso de cocina, le vas a permitir experimentar con ingredientes, eso le hará que luego quiera probarlo todo.
  • Y si, una vez más, la madre quiere “alimentar de más” a un niño piensa que el niño va a comer cuando tenga hambre. Hacerlo comer demasiado está lejos de ser la mejor forma de cuidado de los padres.

Si el niño no come nada

Si tu hijo “no come nada” durante la comida principal:

  • Trata de sacar los alimentos con potenciadores de sabor y aromatizantes. Cuando un niño se acostumbra a ese tipo de comidas, luego la comida sana no le gustará nada.
  • Menos cosas dulces.
  • Más actividad física, esto hará que tenga más hambre.

Cómo dormir a un niño

Hay niños a los que les cuesta mucho dormirse, la percepción del sueño como un castigo y la importancia hipertrofiada de quedarse dormido cuando lo dicen los padres.

  • “Terapia orientada al cuerpo. Me sentaba en la silla junto a la cama. Ponía una mano del niño en su cadera, al mismo tiempo fijando suavemente sus piernas y la otra mano en el hombro y hacía movimientos de balanceo muy leves. Esto le permitía lograr la relajación muscular, así como relajar el sistema nervioso del cuerpo.”
  • Respirar juntos. Sosteniendo mis manos sobre el cuerpo del niño, me unía a su respiración y respiraba un rato como él. Poco a poco, hacía mi respiración más profunda. Luego comenzaba a balancearse lentamente rítmicamente. Debido a los movimientos oscilatorios y la respiración lenta, llegaba la relajación y los niños se dormían muy rápido.
  • Lectura monótona. Al leer el texto del cuento de hadas, insertaba las frases sobre la relajación y el sueño: “Y luego llegó la princesa… Y el príncipe… Y se fueron a descansar un poco, porque después tenían muchas cosas que hacer…”.

Cómo enseñar a un niño a dormir sin ti

  • Utiliza un juguete o peluche, el mismo todos los días, así es más fácil conciliar el sueño si no está solo en su cama, con su “amiguito” se sentirá más seguro.
  • Mudarse juntos a la cama nueva, puedes ir los primeros días y luego poco a poco ir dejándole solito.
  • Motivación: motívale a hacerlo y si aún así no es suficiente puedes darle un incentivo adicional: estrellas en el techo, un juego de sábanas de sus dibujos favoritos, etc.

fuente