4 gatitos melómanos se detuvieron a escuchar a un cantante callejero del que todos pasaban

cats-listening-music-street-musician-jass-pangkor-buskers-malaysia-fb

La vida del cantante callejero no es precisamente fácil. Su sueldo depende de que alguien con prisas se detenga a escucharlos, y quizás eche alguna moneda en su funda, algo que cada vez parece más complicado. Muchos días ven como, después de estar varias horas al raso, no han conseguido lo suficiente ni para un triste bocadillo o un refresco. Pero muchos siguen ahí, al pie del cañón.

La historia que nos ocupa nos lleva a Malasia. Un cantante, harto de que los turistas no le hicieran caso, comenzó a cantar por pura diversión sin preocuparse ya de su público… y un grupo de cuatro gatitos se convirtieron en sus mejores aliados. Ni que decir tiene que nunca antes había tenido unos seguidores así de originales…

Aquí tenéis el vídeo:

La persona que grabó el vídeo, que se ha convertido en un fenómeno viral en las redes sociales, ha contado que “de repente, los gatitos —de unos 3 meses de edad— llegaron y se sentaron. Él continuó tocando. Ellos conocen su sensación y quisieron apoyarlo. Los gatitos se quedaron hasta el final y luego el hombre les agradeció por presenciar su show“.

Sencillamente genial.