24 acciones que parecen inofensivas, pero que delatan a una persona maleducada

¿Has sentido alguna vez lástima por esas personas que discuten en voz alta en el transporte público? Pero eso no es lo más habitual: la mala educación, en realidad, no es tan evidente la mayor parte del tiempo.

Atento a estas historias sobre cómo reconocer la falta de educación de los demás. Comparado con nuestros protagonistas, no dar las gracias o masticar con la boca abierta te parecerán poca cosa…

1.

No me gusta cuando las personas dejan su carrito de compras a mitad del estacionamiento. Esto dice mucho sobre alguien. Nadie lo ve, no va en contra de ninguna ley; depende de ti demostrar si actúas como una persona considerada y atenta.

 

2.

Me parece irrespetuoso cuando, durante una discusión, una persona te trata de “cariño”, “hermanita”, “corazoncito” o cualquier otro sobrenombre o diminutivo.

3.

Cuando alguien es mezquino con otros sin razón aparente. Tengo un amigo que siempre es condescendiente con las personas más jóvenes. Yo intento explicarle que el respeto de los demás debe ganarse y no darse por sentado.

 

4.

Un día, estaba de fiesta con un colega y vi cómo arrojó su basura por la ventana del auto. Nunca volví a salir con él.

5.

Cuando estás conversando agradablemente con alguien y de pronto la persona comienza a decir cosas que no tienen sentido… Y en ese momento te das cuenta de que ha comenzado a hablar con alguien más a través del manos libres de su teléfono.

6.

Cuando salgo con un amigo y nos encontramos con alguien que él conoce, pero yo no, y la persona ni siquiera intenta presentarse o incluirme en la conversación. Es decir, sé que oficialmente soy tu amigo menos increíble, pero no me lo tienes que recordar.

7.

Cuando te interrumpen constantemente. Tengo una amiga con la que es imposible hablar por teléfono. Cuando es mi turno de hablar, ella empieza a hablar con sus hijos y no me escucha. Después, ella se queja porque no la llamo más seguido.

8.

No me gusta cuando algunos abusan de mi hospitalidad o se invitan solos a las cosas. Tengo un amigo que no acepta un no por respuesta y no entiende las indirectas. Amigo, estuviste aquí todo el día, ahora es medianoche. Eso significa que tienes que irte a casa.

9.

A mí me parecen maleducadas las personas que dejan su basura y restos de comida en las mesas de los restaurantes de comida rápida.

10.

Una chica con la que trabajo corta sus uñas directamente sobre su escritorio. Me dan ganas de lanzarle algo.

11.

Antes iba al salón de belleza y siempre me cortaba el cabello con la misma estilista. Cuando ella trabajaba y hablaba conmigo, siempre se veía en el espejo. Le hablaba directamente a su reflejo. Ni una sola vez intentó mirarme a los ojos. Era raro.

12.

Es desagradable tener una conversación con personas que hablan en monólogos.

13.

Una vez, al salir del elevador en el trabajo, una mujer trató de pasar sobre mí. Me dijo, riéndose: “Ay, disculpa, jejeje”, pero siguió empujándome. Entonces, le respondí: “Si estás pidiendo disculpas, entonces ¿por qué continúas empujándome?”. La expresión en su rostro me decía que era la primera vez que alguien le llamaba la atención por su descortesía. El chico que estaba con ella se rió y dijo: “Tal vez deberías esperar a que él baje primero”. Y la hizo a un lado.

14.

No es de buena educación invitar a todos tus amigos, excepto a uno, a algún lugar y después discutir lo bien que la pasaron en ese lugar frente a esa persona.

15.

Cuando intentan entrar al elevador sin darte la oportunidad de salir de él primero. Lo mismo ocurre en el metro y autobús.

16.

Cuando discuten con los empleados de una tienda por cupones de descuento vencidos.

17.

Es irritante cuando las personas mastican con la boca abierta. Es asqueroso.

18.

Mi papá mastica con la boca abierta y hace mucho ruido cuando come. Cuando era niño, para no escuchar ese sonido, tapaba mis oídos cuando estaba en la mesa y me negaba a comer. La solución de mis padres era comer haciendo aún más ruido, así que frecuentemente me quedaba sin cenar.

19.

En mi trabajo anterior había una chica que le caía mal a casi todos. El día de su cumpleaños, un colega le dio un regalo. Ella agarró su teléfono, le tomó una fotografía al regalo y la publicó en una red social. Solo después de eso le dio las gracias. Fue algo incómodo de ver, su necesidad de hacer una publicación en una red social era más importante que la persona real que estaba sentada frente a ella.

20.

Mi novio y yo fuimos a un restaurante. Él ordenó un gran plato de pasta con pescado. Yo solo quería una entrada de calamares. Al final, él se comió la mitad de mi platillo.

21.

Adoro a mi papá, pero él no tiene paciencia al manejar. Si nos atascamos en el tráfico, se queja y maldice al conductor de enfrente, a pesar de que este no puede hacer nada al respecto. A mí no me importa atascarme en el tráfico; sé que no puedo hacer nada para acelerar el movimiento y, eventualmente, saldré.

22.

Me molesta cuando recién conoces a una persona y se comporta como si fueran mejores amigos.

23.

Creo que no es de buena educación cuando tus visitas no tienden la cama o no doblan las cobijas después de dormir.

24.

Me parece de mala educación cuando alguien señala con el dedo, y si el dedo resulta estar cerca de mi rostro, tengo que aguantarme las ganas de morderlo.

Y tú, ¿cómo te das cuenta de que una persona es maleducada?