23 cosas decentes que seguirían escondidas debajo de una gruesa capa de polvo si no las hubieran lavado a fondo

Hay personas que son unas fanáticas del orden y la limpieza, mientras que otras lo dejan todo para el último momento, o para mucho después de el último momento…. Por supuesto que lo de estas últimas no es lo ideal, pero al menos tenemos la oportunidad de ver el espectacular antes y después.

Estas son las grandes y pequeñas victorias de esa gente que no es nada fan de la limpieza pero que al final, se esfuerzan…

1. Una bolsa mohosa que no tenía pinta de poder ser recuperada

2. Un camisón antes y después de ser lavado

3. Una ducha con una limpieza a conciencia

4. Cepillo de metal, líquido para lavar platos, algo de tiempo libre, y la silla de mimbre quedó como nueva

5. Un ventilador lleno de polvo después de limpiarlo

6. “Lo que se puede hacer con media taza de vinagre”

7. Las paredes también son recuperables

8. “No puedo comprar unas zapatillas nuevas, así que tuve que lavar estas”

9.Mi baño tras una buena limpieza

10. La diferencia entre un zapato limpio y uno sucio

11. Aunque no lo parezca es el mismo baño

12. “No quedó nuevo, pero sí mucho mejor”

13. “Tiene más de 30 años y mirad cómo ha quedado”

14. “Lo sé, pronto tendré que lavarlo de nuevo”

15. Sí, aunque no lo creáis son las mismas zapatillas

16. “Satisfecho con el nuevo aspecto de la puerta de mi horno”

17. “No había limpiado la cocina hacía más de un año, así que bueno, tan mal no estaba ¿no?”

18. Una nueva vida para unas bandejas vintage

19. “Lavé con agua a presión la mitad de la cancha de tenis”

20. “La última vez que limpiamos el patio fue hace unos 10 años”

21. Los milagros que hace el agua a presión

22. Así quedó un vestido de mi abuela después de un lavado a vapor

23. “Así de bien quedaron las botas con agua, jabón y grasa de caballo”