22 hombres que se negaban rotundamente a adoptar a una mascota y ahora son como uña y carne

¿Cuántas veces has oído decir a tu padre que en casa no iba a entrar nunca un animal? probablemente muchas,  pero cuando acaban cediendo o simplemente les dejas a tu peludo un par de días para que te lo cuiden, todo cambia para siempre, el amor que reciben, los paseos y juegos con ellos hacen que no puedan separarse jamás, esto es lo que les ocurrió a los protagonistas del artículo de hoy:

De “¡ningún perro en la cama!” a “necesitamos una cama más grande para que podamos dormir juntos”

“Este es mi papá, quien hace 3 años dijo: ’¡Si adoptamos un pitbull, nos matará mientras estemos durmiendo!’”

Hace un par de semanas, le prohibieron acostarse en el sillón. Ahora no hay prohibiciones, pero “solo para que caliente mis rodillas”

“Mi padre con el perro que no quería adoptar”

“Me llevó casi un año convencer a mi novio de adoptar a esta cachorra. ¡Ahora me parece que esta nena lo quiere más que a mí!”

“Él no quería tener perros. 4 días después de q

Antes me decía que era un amante de los gatos. Ahora: “¿Dónde está Penny? ¡Necesito a Penny! No puedo dormir sin ella”

“Atrapé a mi papá y a Nico con las manos en la masa”

“No quiero tener nada que ver con este perro. Es su responsabilidad”

“Hace tres años convencí a mi novio (amante de los gatos) de adoptar a un perro. Finalmente aceptó con la condición de que no se acostaría en nuestra cama. Todas las mañanas están así”

“Mi papá antes decía: ’Sin perros, en especial grandes como un pitbull’. Ahora les hizo especialmente un patio trasero”

“Mi padre nunca confesaría lo mucho que quiere a nuestro viejo perro. Pero después de encontrar esta foto en su celular, ya no necesita hacerlo”

Alguien dijo que no le gustaba

De “no, no tendremos un perro, no lo sacaré ni le prestaré atención” a “¡ven conmigo, amigo, vamos a ver la tele juntos y abracémonos!”

“¡Este perro nunca se acostará en una cama!”

“Mi papá no quería que me mudara a casa junto con mi perro. En la foto puedes ver cómo lo está consolando después de una operación”

“’No puedo creer que hayas traído un perro a casa sin hablar conmigo. Sabes que no me gustan’. Después de 10 años, mi papá duerme a los perros todas las noches”

“Incluso yo, su hija, no tengo permitido estar sentada en ese sillón”

“Papá decía que dos perros eran suficiente. Pero en la foto se encuentra nuestro tercer perro, que mamá trajo a casa sin pedirle permiso”

 “Te presento a mi esposo, quien no quería tener un pequeño perro. Ahora duerme así todas las noches”

“¡Tengo alergia y asma! Y no me importa que él no sea hipoalergénico”

 “Mi papá aseguraba que tener un perro era una gran responsabilidad. Ahora lo llama el miembro favorito de su familia, ya que cada mañana pasean juntos por el parque”