20 pruebas de que siempre es posible limpiar hasta la suciedad más difícil, lo importante es tener ganas de hacerlo

De acuerdo con una encuesta realizada por el Instituto Americano de la Limpieza, el 33 % de las personas confesó que rara vez limpia su frigorífico. El 41 % de los entrevistados no logró acordarse de cuándo fue la última vez que lo hizo.

Sin embargo, los protagonistas de nuestro artículo no son así; ellos mismos están listos para resolver las situaciones más complicadas. Gracias a sus manos competentes, un trozo de hierro oxidado se convirtió nuevamente en una parrilla reluciente, y una sartén que estuvo bajo la lluvia y en un incendio quedó como nueva.

“La herví en vinagre y jugo de limón, y luego la limpié con un paño de microfibra”

Este baño finalmente fue limpiado después de 15 años

“Limpié y pulí el viejo monedero de mi mamá”

Solo uno de los lados de este edificio de Budapest fue lavado

“Por fin ordené todo en el cuarto de juguetes”

Bajo toda esa suciedad se ocultaba este diseño

Incluso el horno más descuidado puede quedar como nuevo

“Le agregué un poco de color a esta loseta vieja”

“Comencé a luchar contra la depresión y lo primero que hice fue ordenar mi recámara”

“Por fin logré limpiar la bañera, la cual estaba cubierta de óxido”

“Lavé y pinté un poco mis descuidados tenis”

“Lavé la silla de la derecha con alta presión”

“Limpié mi techo lleno de polvo. Parece que el cuarto se hizo más claro”

Máquina de café antes y después de limpiarle la suciedad que había acumulado durante muchos años

Ahora, este patio trasero luce irreconocible

“Llevo mucho tiempo usando el rastrillo de mi bisabuelo. Hoy decidí limpiarlo y pulirlo”

“Gasté dos horas para limpiar mi teclado, el cual usé durante 10 años”

“Pagué 20 USD por una parrilla vieja. Tardé un mes en repararla”

“Estoy limpiando mi hamaca”

Ahora, el clóset luce muy ordenado

Quién hubiera imaginado que este tobogán era, en realidad, verde

“Esta sartén estuvo en un incendio y después pasó mucho tiempo en la calle bajo la lluvia. Mi amigo estaba seguro de que no conseguiría limpiarla”

Y a ti, ¿te gusta darle una segunda oportunidad a las cosas muy viejas y sucias?