20 profesores comparten las excusas más ridículas que ha usado un estudiante para no hacer los deberes

“Mi perro se ha comido los deberes” no es lo más ridículo que alguna vez se ha usado como excusa cuando alguien no ha hecho su tarea. Si alguna vez olvidaste hacer los deberes, o te acordaste pero no te apeteció, quizás tengas curiosidad por saber qué piensan realmente los profesores de tus excusas.

En las redes se juntaron maestros y alumnos se juntaron para contar las excusas más extrañas que se han utilizado para no entregar una tarea a tiempo… y, ojo, porque alguna resultó ser verdad, aunque no lo parezca.

Y tú, ¿cuál fue la peor excusa que utilizaste para no entregar los deberes?