20 internautas relataron la lección más valiosa que les enseñaron sus hijos

Ser padre significa no parar nunca de aprender. Pero no solo de los expertos, o de otros padres: no hay límite para las maravillas que podemos aprender de nuestros propios hijos.

Y es que su inocencia no solo es encantadora, sino que nos enseña a mirar las cosas de otra manera… quizás menos complicada y, en suma, mejor.

¡Atento a estos ejemplos maravillosos, porque no tienen desperdicio!

1.

fa54085c1e9321f1ace4889cfa

2.

602e89544c920626bdf9b38447

3.

19c0b95c418ab8fb2814a8ae38

4.

ba9b595115b2dae0e202acd3da

5.

b9b8805dbf914e46b169070a65

6.

9f14dc528a882924723e98d79b

7.

4614a5544a82bc678a9b66cf83

8.

ee437c5ba49e6243f7c3d986ef

9.

92fd54568fa609c31cdb83584a

10.

fda1935178995ddb0c353909cf

11.

3a394158f8a3824e47879d1f6a

12.

dfc557521ba73cc0f95e8bfce7

13.

6754f953d6bd8ad1cbc11214ac

14.

b80ad3544bbb791e7330c453ec

15.

fc138159b0ab2d387a7f5b5051

16.

30226c5d2cae43c6adb219b117

17.

b0166857aebc4bdc1aad203f3c

18.

261e515553b4a7bd7310451f26

19.

52fb8f5c7aa311ac7194b89fa8

20.

cb2f4454b181eb61de6d8314bd

Y tú, ¿recuerdas alguna frase de tus hijos digna de aparecer en esta recopilación?