20 historias sobre errores financieros que casi arruinan a las personas

Hoy en día es demasiado fácil desprenderse del dinero. Puedes convertirte en víctima del marketing, tomar un camino equivocado o incluso ser engañado por alguien cercano.

Algunos internautas compartieron historias en las que estuvieron a punto de quedarse en la ruina. Además, dan consejos para que puedas evitar sus errores.

1.

Trabajé desde una edad temprana, y a los 20 tenía ahorrada una bonita suma. En ese momento conocí a mi exesposo que tenía más de 30 años. No sabía sobre mi dinero, pero solía quejarse de sus problemas. Una vez, le presté 2.500 dólares. Nunca me los devolvió. En el momento del divorcio, teníamos un capital de aproximadamente 25 mil dólares, se lo llevó para gastar en entretenimiento y mujeres. Mi consejo para las chicas: si un hombre adulto te pide dinero, es mejor que huyas de él.

9636360 38255t 2x 1578758499 728 a89e52b5c3 1580440780

2.

Helicóptero de control remoto para mi hijo. Se rompió en pedazos después de 15 minutos de juego, pero cometí el error de volver a la tienda y comprar otro. El nuevo duró una hora.

3.

En 2013, reservé un departamento en un complejo residencial en construcción en Chennai (India) que debía recibir en 3 años. Para poder pagarlo, vendí todas las joyas de mi esposa, tomé dinero prestado de mi hermana y pedí un préstamo en el banco que seguiré pagando unos 20 años. El director de la empresa constructora está en la cárcel, y parece que nunca tendré mi departamento.

4.

Mi esposa decidió que necesitamos una cama nueva. Y que no sea simple, sino cara y con muchos cajones para almacenamiento. La compramos, pero resultó que, debido a todos estos cajones, el colchón se encuentra a una distancia de 1 metro del piso. Mi esposa es bajita, así que también compramos una pequeña escalera para poder subir a la cama. A veces me despierto y veo cómo una enorme criatura se cierne sobre mí (mi esposa en la escalera). Deberíamos haber comprado una cama normal.

5.

El verano pasado, gasté 80 mil dólares en una boda y luna de miel. Este verano nos vamos a divorciar.

9636810 image crop 3360x2203 1579182969 728 d06537a136 1580440780

6.

Decidí impresionar a los invitados con una boda lujosa. Sin embargo, ganaron solo los organizadores del evento, y tuve que pasar todo un año pagando las deudas. Ahora entiendo que a los invitados les importa más tu atención. No debes preocuparte por la opinión de aquellos a los que tu atención parece poca cosa.

7.

En lugar de ahorrar para poder comprar un departamento a los 20+ años, gasté mi plata en prendas y accesorios para parecer rico. Ahora que los precios de la vivienda en mi distrito han subido por las nubes, lamento mucho haber cometido estos errores.

8.

Tenía puesto el uniforme universitario y quería buscar un taxi para ir desde el aeropuerto hasta la residencia estudiantil. En ese momento se me acercó un tipo bien vestido y dijo que también era un estudiante de la universidad y que podía llevarme. Por el camino, se presumía de su “Mercedes” y su riqueza, lo que me molestó mucho, pero para devolverle el favor, sugerí que viniera a tomar un café conmigo. Por desgracia, aceptó mi invitación. Mientras estábamos tomando café, me habló sobre Bitcoin. En aquel entonces, casi nadie sabía lo que era. Me ofreció invertir al menos 100 dólares y me aseguró que estaría sorprendido con el resultado. Sin embargo, me negué. Si hubiera invertido estos 100 USD, en diciembre de 2017 habría tenido 6,5 millones USD.

9.

Llevaba mucho tiempo ahorrando privándome de todo para poder comprar un MacBook y finalmente la adquirí. Ahora tengo un problema con la pantalla y necesito una reparación que costará más que una laptop de otra marca. Esto es lo primero que compré con mi dinero, y estoy doblemente triste, ya que publico este comentario desde un teléfono Android barato. Tampoco debí haber gastado tanto en la laptop.

9636460 main qimg 457e9b964f79873a51fd052081465779 1578925647 728 4c14293fb0 1580440780

10.

Compré un teléfono inteligente a un precio que equivale a 3 de mis sueldos. Lo hice para parecer importante, pero ahora me veo estúpido. El precio de mi dispositivo ya ha bajado significativamente y es inferior en rendimiento a los teléfonos que son 3 veces más baratos.

11.

Mis muelas del juicio. Encontraron suficiente espacio para crecer, pero no pude limpiarlas bien. Llevé 15 años pagando regularmente al dentista por su tratamiento. Es que, antes, no tenía idea de que sería más fácil extraerlas.

12.

Maldito alcohol. Ni siquiera quiero saber cuánto gasté en él. Por lo general, es divertido, pero no por la mañana, cuando sufres de resaca y arrepentimiento por tu comportamiento borracho. Cambia tanto a una persona que se deprime y toma aún más.

13.

Soy de una familia india de clase media y gano 1.130 dólares al mes. A los 21 años, decidí pedir un préstamo para comprar un Mercedes Benz CLA 200 deportivo, ya que estaba loco por este auto. Todavía sigo pagando las cuotas mensuales y seguro, ni siquiera me queda dinero para el combustible. Me veo obligado a usar transporte público.

9636510 main qimg f82599ab23d1e6b0d0acd511832ed118 1578925016 728 6954a10b7b 1580440780

14.

Mis padres me dieron dinero para pagar el alquiler cuando estaba en el primer año de la universidad y decidí ir al centro comercial. Allí se me acercó una chica ofreciéndome un producto para la piel. Me demostró que el producto exfoliaba bien la piel muerta y me dijo que costaba 18 dólares (en inglés, eighteen). Cuando llegó el momento de pagar, resultó que debido al acento de la chica no entendí el precio real: 80 dólares (en inglés, eighty). Desembolsé casi todo mi dinero solo porque era demasiado tímida para negarme.

15.

Viajé a otro continente para pasar allí unos 10 días con mi amigo. ¡Valió una fortuna! Resultó que mi amigo tenía novia y estaba completamente en su poder. Cuando ella no estaba a su lado, él estaba infeliz y no quería hacer nada. Cuando estaban juntos, buscaba una forma de deshacerse de mí para estar a solas con su amor.

16.

Apoyo demasiado a mi esposo: vendí todas mis joyas y de vez en cuando pido préstamos para él, le entregué mi auto para que lo usara. Simplemente se aprovecha de esto y no mejora su situación financiera. Me siento engañada y no sé qué me mantiene en este matrimonio. No importa cuánto ames a tu cónyuge, no sacrifiques todo por él. Eres responsable solo de ti misma y de tu hijo, y no de tu esposo.

17.

Me siento como un idiota cuando lo recuerdo. Conocí a una chica en Internet, pero ella vivía en otra ciudad. Compré boletos y reservé una habitación en un hotel por 3 noches. Pero ella no apareció.

9636560 DOLPwJLXUAAAPne 1579072462 728 402c559ea0 1580440780

18.

Compré una casa, me casé, hice remodelación de acuerdo con las preferencias de mi esposa e incluso pedí un préstamo para hacer todo eso. Puede parecer una inversión, pero no para mí. La dependencia financiera cambia la personalidad. Si antes tenía confianza en mí mismo y solía defender mi opinión, hoy me aferro al trabajo e incluso tengo miedo de pensar en una disputa con la gerencia. Simplemente voy con la corriente, moderando mis ambiciones.

19.

A los 19 años, invertí en mercadeo en red. Comencé con montos insignificantes y me sentí como un hombre de negocios genial, pero quería ganar más y decidí arriesgarme invirtiendo 9.000 dólares. Tenía que pedirles dinero a mis padres. Los convencí desesperadamente, y logramos recaudar la cantidad requerida gracias a los ahorros para la boda de mi hermana y ayuda de mi abuelo y mi tío. Después de recibir mi primera ganancia insignificante, comencé a comprar ropa de marca y a comportarme como si ya me hubiera hecho rico. Pero luego dejé de recibir los cheques y la gerencia comenzó a ignorarme. Mi familia pudo perdonarme, pero la relación con los amigos a los que involucré en esta aventura fue arruinada por completo.

20.

El primer paquete de cigarrillos comprado fue la pérdida de dinero más tonta de mi vida.

9636860 image crop 604x278 1579594439 728 9fcc9de8e8 1580440780

21.

En 2008, cuando trabajaba lejos de mi casa, uno de mis parientes cercanos me ofreció una compra rentable de un terreno. Tuve que poner la parcela a nombre de este pariente porque yo estaba en otra ciudad. Confiaba completamente en él, así que lo hice sin una sombra de duda. Con los años, el costo del terreno ha aumentado 20 veces. Se negó a devolverme la parcela, y me devolvió la mitad de mis inversiones. No confíes tu dinero ni siquiera a los parientes cercanos, puede arruinar para siempre su relación.

22.

Para mí, esto es más una lección que una gran pérdida. Las personas a las que solía llamar mis amigos todavía me deben alrededor de 12 mil dólares. Tenía muchos de ellos, y nunca dudaba en prestarles ni siquiera montos importantes. Todo lo que puedo decir ahora: si prestas dinero a tus amigos, entonces prepárate para perderlos a ellos y el dinero. Me di cuenta de que algunos no pueden pagar la deuda, pero muchos no quieren hacerlo, incluso si pueden, o fingen que no recuerdan nada. Bueno. Aprendí la lección y sigo adelante.

23.

Tomamos la decisión con mi exesposo de que todos los gastos del hogar correrían por mi cuenta, y él se encargaría de hacer compras importantes, controlaría los ahorros y pagaría los impuestos. Resultó que nunca pagó impuestos y la mitad de la deuda después del divorcio cayó sobre mí. Además, gastó todos sus ahorros en su nueva esposa y su luna de miel.

9636910 image crop 814x988 1579594572 728 dcefd4a335 1580440780

24.

Mis amigos pidieron un préstamo enorme para la boda. Después de 4 años, se divorciaron y continuaron pagando el préstamo peleando. “¡No necesitaba esas malditas flores!”, se gritaban el uno al otro. Pero todavía no es todo. Incluso después de haber comenzado una nueva relación, cada uno de ellos sigue pagando la deuda.

¿Cuál ha sido tu inversión más desafortunada?