20 hallazgos increíbles de objetos que en realidad valían una fortuna

Hay pocas sensaciones más gratificantes que encontrar dinero en el bolsillo de un abrigo viejo. A nuestros protagonistas les ocurrió más o menos lo mismo, aunque se trata de hallazgos algo más valiosos.

Son personas que encontraron cosas tiradas junto a la carretera que resultó que valían varios miles de euros. U objetos heredados que pensaban que eran inservibles, pero terminaron valiendo mucho más de lo que pensaban.

Manta de 2ª mano de los Navajos, vale 1’5$ millones

Loren Krytzer, de California, perdió una pierna en un accidente de coche y apenas cobraba ayudas por su discapacidad. Heredó una manta vieja tras la muerte de su abuela, que nadie de su familia quiso. Un día, en 2011, estaba viendo un programa en la tele donde hablaban de una manta de la tribu de los Navajos que valía medio millón de dólares. Al compararla con la que tenía, eran casi idénticas. Así que fue a la casa de subastas, y su manta del siglo XIX que nadie quería resultó valer 1.5$ millones.

Anillo de diamantes valorado en 607.000$

Debra Goddard, de Londres, se compró un anillo de cristal en un mercadillo en 1986, por 13$. Durante 33 años pensó que no valía nada, pero de repente se vio obligada a vender parte de sus pertenencias para ayudar a su madre que había perdido su dinero. Entonces descubrió que lo del anillo era un diamante de 26-27 quilates tras llevarlo a una joyería. Lo llevó a una casa de subastas y ganó con él 607.900$ Se gastó la mayoría del dinero en su madre, que lo necesitaba, y luego la llevó de vacaciones a Barbados y a conciertos de Tom Jones y Celine Dion.

Declaración de independencia. Valor: 2.42$ millones

En 1776 se imprimieron 500 copias de la declaración de independencia de EEUU, y hasta 1989 se creía que solo quedaban 23 de ellas. Ese año, un hombre de Filadelfia compró un viejo cuadro en un mercadillo por 4$ porque le gustaba el marco. Cuando se rompió, descubrió un documento entre el lienzo y la parte de atras. Resultó ser una copia de la Declaración y se vendió en una subasta por 2,42$ millones.

Huevo de Fabergé, vale 20$ millones

Un chatarrero compró un huevo dorado por 14.000$, esperando sacar beneficios al venderlo por sus metales preciosos. Resulta que era uno de los 8 huevos imperiales de Fabergé hechos para la realeza rusa y desaparecidos. Cuando se confirmó que era genuino tras leer un artículo y contactar con un especialista, se vendió por cerca de 20$ millones.

Perla gigante que vale 100$ millones

A un pescador se le enganchó el ancla durante una tormenta en lo que creía que era un tipo de piedra, que se quedó como amuleto. Esto ocurrió en Filipinas en 2006. En 2016 la llevó a una oficina turística y le dijeron que la piedra era una ostra gigante, que en su interior tenía una perla de 34 kilos que valía 100$ millones.

“Cristo burlado”, vale hasta 6,6$ millones

Una anciana de Compiègne en Francia iba a vender su casa y llamó a un tasador para calcular el valor de sus pertenencias. En la cocina había un pequeño cuadro, que resultó ser obra de un artista italiano llamado Cimabue, del siglo XIII. Pertenece a una serie de 11 cuadros que muestran la crucifixión de Cristo, y este concretamente era “Cristo burlado”. La anciana lo tenía desde hacía tanto tiempo que no recuerda cuando ni donde lo consiguió, y creía que era un antiguo icono religioso de Rusia. Su valor estaba entre 4 y 6,6$ millones.

Meteorito de Edmore, vale 100.000$

Un hombre de Edmore, Michigan, usaba este enorme pedazo de hierro como sujetapuertas en su granja. El dueño anterior le dijo que era un meteorito que cayó en los años 30. Después de 30 años desde que compró la granja, lo llevó a la Universidad para enseñárselo a un profesor de geología, que lo verificó. Vale unos 100.000$

Cuadro de John Constable con un valor de 400.000$

Guardado en un armario durante años, este cuadro del tamaño de una postal fue comprado en Canterbury por 30 libras hace unos 20 años. Muestra un paisaje del siglo XIX y hay una firma borrosa por detrás, lo que hizo que el dueño lo llevara a una tienda de antigüedades. Resultó ser pintado por John Constable y valer 400.000$

Plato de Picasso, vale hasta 15.000$

En los 70, una coleccionista de platos compró este por menos de 100$ y lo colgó en la cocina. En 2010, la mujer fue a una galería de arte y vio algo muy parecido a ello, y preguntó al personal. Resultó ser una obra original de Picasso de 1955 y que valía entre 10000 y 15000$

Ordenador Apple I, vale 200.000$

En 2015, una mujer dejó un viejo ordenador Apple en un centro de reciclaje en Silicon Valley. Cuando los trabajadores abrieron la caja, encontraron uno de los primeros 200 ordenadores de sobremesa creados por Jobs, Wozniak y Wayne en 1976, un Apple I. Se lo vendieron a un coleccionista privado por 200.000$ y buscaron a la mujer para darle el 50% pero fue imposible encontrarla.

Posible foto de Billy el Niño, vale 5$ millones

En 2015, un hombre compró esta foto en una tienda de antigüedades por 2$. Resultó mostrar al famoso Billy el niño y su banda de Lincoln county jugando al croquet. Es la 2ª foto confirmada del famoso ladrón, se tomó en 1878 y vale 5$ millones.

Anillo con diamante y rubí, vale 400.000$

Una mujer heredó joyas de su tía abuela, que fue esposa de un congresista en los años 20. Estas joyas se examinaron en el programa de TV Antiques Roadshow en 1998 y encontraron varias piezas muy valiosas. En 2013, le dijeron que el valor de las joyas se había incrementado y que en total valían cerca de 400.000$

Morral cherokee del siglo XIX, vale 145.000$

En 2010, una mujer llevó a Antiques Roadshow un morral heredado de su bisabuelo, que fue teniente en el ejército y que había recibido como agradecimiento por su amabilidad de los Cherokee en 1846. Tenía una carta de su bisabuelo para demostrarlo. Se cree que es del año 1820, y gracias a la carta y a la restauración realizada, vale unos 145.000$

Tarjetas de beisbol usadas, valen 1$ millón

Una mujer encontró en un cajón de su escritorio viejas tarjetas de beisbol, heredadas de su tatarabuela, que tenía una casa de huéspedes en Boston a mediados del siglo XIX. Mostraban a los jugadores de los Boston Red Stockings y una carta dirigida a la tatarabuela. Resultaron valer 1$ millón

Broche de topacio con diamantes, vale 4.000 libras

Thea Jourdan compró un broche en una tienda de 2ª mano por 20 libras. La piedra del broche resultó ser un topacio de 20 quilares rodeado por 27 diamantes. Era un color reservado para la realeza rusa y vale cerca de 4000 libras.

Reloj de Jaeger-LeCoultre, 35.000$

Un residente en Arizona estaba visitando Phoenix Goodwill en 2015 buscando un carrito de golf. Allí, encontró una variedad de relojes viejos. Uno que le atrajo valía $5.99 y tenía la inscripción “LeCoultre Deep Sea Alarm.” Resulta que el tipo era un coleccionista de relojes con especial interés en los más vintage, y se dio cuenta de que podía valer más de $5.99, aunque no estaba seguro de cuánto. Decidió llevarlo a un vendedor autorizado en Scottsdale, Arizona. Allí descubrió que era un rarísimo 1959 LeCoultre Deep Sea Alarm, uno de los primeros relojes para buceadores con alarma. Tras compartir su hallazgo, recibió ofertas de coleccionistas de todo el mundo. Con el tiempo, lo vendió por $35.000. No está mal para una inversión de $5.99, ¿verdad?

Cuadro de Pierre-Auguste Renoir que vale 50000 libras

En 2009, una mujer compró un cuadro en un mercadillo por el que pagó 7$ y lo tuvo en el garaje durante 2 años y medio. Su madre, profesora de arte, lo vio, y en 2012 la urgió a llevarlo a un especialista. Allí le dijeron que era un original de Renoir pintado en 1879, titulado “Paysage Bords de Seine” y valía entre 75000 y 100000$. El Museo de Arte de Baltimore informó que ese cuadro les fue robado en 1951, y en el juicio se declaró que la compradora no tenía derecho a quedarse el cuadro al ser producto de un robo.

Violín de Giuseppe Pedrazzini, 50.000$

Un hombre de Texas encontró un violín entre la basura tirada junto a la carretera, y resultó ser una pieza de 1922, de Giuseppe Pedrazzini. Fue a verificarlo y resultó que una vez limpio y restaurado, podría valer 50.000$.

Esbozo de Andy Warhol, vale 2$ millones

En una venta de garaje en Las Vegas, un hombre encontró unos esbozos por 5$, el dueño afirmaba que eran de su tía, que fue niñera de Andy Warhol en su niñez. Al cambiar el marco de uno de los esbozos, vio la firma de Andy Warhol. Se cree que lo hizo cuando tenía 10 u 11 años y tenía un valor de 2$ millones, pero no quiso venderlo.

Picaportes y manivelas de bronce, 2 millones de libras

Un montón de objetos de bronce llevaban 40 años en un sótano hasta que un carpintero inglés los compró. Pensaba que valdrían unas 60.000 libras como chatarra, pero al mirarlos bien, vio que eran antiguos y se los llevó a expertos para su evaluación. Había picaportes, candelabros, percheros… todos ellos antigüedades italianas creadas por Valli & Columbo, con al menos 65 años de antigüedad. Fueron valorados en 2 millones de libras.

Fuente.

Y a ti, ¿qué te parecen?