17 personas explicaron por qué no quieren tener hijos, y no se les puede reprochar nada

Una cantidad cada vez mayor de personas no solo no quiere tener hijos, sino que está muy contenta con la decisión. De acuerdo con una reciente encuesta, una cuarta parte de los adultos estadounidenses se identificaron como intencionalmente libres de hijos. Y, lo que es más importante, es que no hubo diferencias importantes en la satisfacción con la vida entre ellos y los padres.

Sin embargo, estas personas siguen experimentando la desaprobación de otras personas por su elección. Todavía hay muchas preguntas sobre las personas sin hijos, como las posibles razones por las que se sienten de la manera en que se sienten o en qué punto de sus vidas toman esta decisión. Algo que es mucho más estigmatizante cuando se trata de mujeres, a las que se les supone algo así como un instinto maternal.

En Reddit alguien preguntó: “Las personas que NO quieren tener hijos, ¿cuáles son vuestras razones?“, y las respuestas son muy reveladoras. Nosotros creemos que cada uno tiene que tomar de manera completamente libre una decisión como esta, y por eso es importante conocer las razones detrás de la misma.

1.

Una chica que conozco tiene un niño pequeño, y desde que nació ha estado sin poder dormir en condiciones durante meses, e incluso ahora todavía no tiene un ritmo normal de sueño. Ella literalmente se despierta el menor ruido y no puede dormir toda la noche seguida aunque quiera. Otra amiga tiene una hija y tiene manchas rojas por todo su cuerpo como si fuera un sarampión terrible, por una reacción alérgica al embarazo. Para ellas no está siendo la mejor experiencia de sus vidas. Fuente.

2.

Una amiga una vez me dijo que sería como la madre de Carrie, de ninguna manera condenaría a un niño a una vida tan miserable. Además, ¿parir? Ni en broma. Fuente.

3.

Soy muy tacaño. No quiero algo que vaya a ocupar la mayor parte de mi tiempo durante el futuro cercano. Fuente.

4.

Soy una mujer de 58 años. Me encantan los niños, especialmente los adolescentes. Me encanta pasar el tiempo con ellos, pero siempre he sabido que no quería hijos. Para mi, el tema es este: no podría soportar tener que ser responsable de otro ser humano en todo momento. Necesito mucho tiempo a solas. ¿La idea de tener que pensar qué comer todos los días, o simplemente mantenerles con vida? No es para mí. Y nunca me he arrepentido. Fuente.

5.

Cada vez que visito a mis familiares con niños, durante unas pocas horas está bien, pero luego me acabo saturando de su energía y de lo caóticos que son. Me alegro mucho de poder volver a mi casa y estar tranquilo. El hecho de no tener forma de escapar me parece una pesadilla. Fuente.

6.

No estoy completamente decidido sobre tener hijos, pero una de las grandes razones en contra de tenerlos es tener que relacionarme con otros padres. La mayoría me sacan de quicio, y sinceramente el 90% de mi frustración es tener que tratar con niños. Fuente.

7.

Es una responsabilidad demasiado grande, y además todo el tiempo, no creo que pudiera soportarlo. Es una pequeña vida que pone toda su confianza en ti hasta que es suficientemente mayor como para sobrevivir por sí misma. Y entonces, cuando es mayor, sigue siendo una responsabilidad, aunque de una manera diferente. Es simplemente demasiada presión. Fuente.

8.

Resumiendo: me gusta tener tiempo y dinero. ¿Me apetece quedarme hasta tarde en la cama, bebiendo cerveza y pidiendo comida? Puedo hacerlo. ¿Salir con mis amigos de forma improvisada sin preocuparme de nada? También puedo. Acabo de convertirme en tío y entiendo a la gente que quiere tener hijos, pero no es para mí. Fuente.

9.

Cada vez que veo a familias con hijos, los padres parecen cansados y frustrados. En el supermercado, en un restaurante, en un cine, etcétera. Incluso cuando están de vacaciones, que se supone que deben ser divertidas, los padres parecen estresados teniendo que controlar a los niños y cumplir con un horario. Me resulta incómodo y me da pena por ellos. ¿Por qué iba a hacerme eso a mí mismo? Fuente.

10.

Hay una gran diferencia entre querer tener un hijo, y querer ser un padre. Lo primero convierte al niño en una especie de accesorio, lo segundo te hace consciente de la gran responsabilidad que es. Fuente.

11.

Para mí lo más importante es tener orden en mi casa, cada vez que visito a mis amigos con niños pienso que no quiero vivir en un sitio así. Uno de mis amigos tiene una sirvienta, pero yo tengo dinero ni para mantener a un gato, como para mantener a niños y pagar una sirvienta. Fuente.

12.

No tengo un deseo inherente de tener un hijo. No me importa “continuar mi linaje” ni obligar a alguien a cuidarme cuando sea viejo. Los niños son muy monos, pero prefiero ser capaz de proveerles de lo que necesitan. Fuente.

13.

Es muy caro tener hijos, y ya tengo suficientes deudas por mis estudios universitarios. Son una gran responsabilidad, y he visto cómo han cambiado las vidas de mis hermanos por tener hijos, no es lo que quiero para mí. Me gusta la libertad, no soporto los llantos de niños, son ruidosos, sucios y lo rompen todo. Si pudiera adelantar rápidamente hasta que tuvieran 10 años, estaría más interesado. Fuente.

14.

Una vez que me convierta en madre, nunca podré no ser una madre. Me gusta poder decidir lo que hago cuando quiera, sin tener que preocuparme de un niño. Creo que tener pareja ya es suficiente “compromiso”, por decirlo de alguna manera, del tiempo libre. No tengo nada en contra de los niños, pero no es para mí. Fuente.

15.

Nunca he visto a una persona con niños y he pensado para mis adentros: “Quiero esa vida”. Fuente.

16.

Creo que sería un padre terrible. Un tío genial, pero un padre terrible. Fuente.

17.

Yo tengo hijos, pero mi hermana no. Hace un par de años, una amiga le dijo casi exigiéndoselo que ya era hora de tener hijos. Sigo encantado con su respuesta. Ella le dijo: “No hay que enfadarse conmigo solo porque envidies que puedo hacer lo que quiera, cuando yo quiera”. ¡Fue hace mucho tiempo pero todavía pienso en ello! Fuente.

Y tú, ¿qué opinas al respecto? Cuéntanoslo en los comentarios.