13 personas que se arrepintieron demasiado tarde de sus tatuajes

Cuando decides hacerte un tatuaje, hay que reflexionar cuidadosamente cuál va a ser la imagen elegida, ya que no conviene arriesgarse de manera innecesaria para acabar arrepintiéndote en el futuro.

A las celebridades también les ocurre. En 2013, la estrella de Big Band Theory Kaley Cuoco se casó con Ryan Sweeting, pero solo un año y medio después la pareja ya estaba divorciada. Aparte del bagaje emocional, a Cuoco también le quedó sobre la piel un recuerdo de su fallida unión.

El tatuaje fue un error“, es lo que dijo Cuoco en Ellen, donde había sido invitada para, entre otras cosas, celebrar que Big Bang Theory ha llegado al programa número 200. Este es el aspecto que tenía el tatuaje de la discordia:


Los números romanos representan, lo habéis adivinado, la fecha de la boda. Algo que seguramente no tiene mucho sentido recordar después de haberte divorciado.

Este es el tatuaje que tuvo que hacerse para disimular el anterior:


Gracias @nero_sct @studiocitytattoo por ayudarme a arreglar mis errores… nota a mi misma —no marques tu cuerpo con futuras fechas de boda. #ErroresQueComentesAntesDeLos30 #NoOsTomeisDemasiadoEnSerioChicos

En el programa Ellen confesó que “el significado de este nuevo tatuaje es… que es suficientemente grande como para tapar los números“. “Es simplemente el que elegí cuando estaba allí”, reconoce. ¡Debía estar realmente desesperada!

Aquí os traemos a otras personas, en este caso anónimas —¡que sepamos!— que se arrepintieron de sus tatuajes y lo resolvieron de una forma… bueno, mucho peor que Cuoco:

2397

22112-1

2449-1

2638-1

2547-1

2832-1

2732-1

2930-1

21012-1

21137-1

2398-1

21136-1

21212-1