12 ocasiones en las que quedo demostrado que ser madre no es un trabajo fácil

Los hijos deberían saber que ser madre es complicado, pero no por ello las madres también deberían saber que ser hijo es complicado, hoy os dejamos 12 historias en las que las madres fueron las grandes protagonistas, pera bien o para mal.

1

Hoy, mi madre y mi hermano me han acusado de “mala madre” y “fresca” por irme de viaje tres días con unas amigas y dejar esos tres días a mis hijas, según ellos, “desatendidas y abandonadas”. Se quedan con mi marido, su padre, que siempre asume exactamente las mismas responsabilidades que yo. Asco de pensamiento retrógrado.

2

Hace tiempo, 17 años y 9 meses, mi madre y sus amigas decidieron que todas iban a tener un bebé, para así poder cuidarlos juntas, y ayudarse si alguna tenía algún problema. Mi madre me acaba de decir que soy muy mala hija porque es la única que aún no es abuela.

madres 2182291813 14164597 660x371

3

La semana pasada, mi hijo (6 años) repartió entre sus mejores amigos del cole las invitaciones para venir a casa a celebrar su cumpleaños. Desde entonces los papis de la clase me han llamado de todo en el grupo de WhatsApp y me han dicho que estoy demostrando que no quiero a mi hijo. Al parecer tengo que pagar una súper fiesta e invitar a todo el curso, si no soy mala madre.

4

Hoy estuve mala en cama y mi madre pensó que no estaba. Escuché cristales rotos y un grito, y corrí pensando que le habría caído la vajilla, lo que había pasado era que mi madre estaba haciendo un vídeo sexy bailando en una silla en lencería, para su novio. Cayó sobre la mesa de cristal de la sala, que se rompió.

5

Ayer, busqué por Internet experiencias de mujeres que no tienen hijos, ya que no planeo tenerlos con mi pareja y quería saber un poco más. Leí muchos comentarios sobre mujeres que han tenido hijos por obligación de sus parejas que admiten no encariñarse con los hijos y esperar con ansias el día que se fueran de casa. El comentario principal y con más likes era el de mi madre.

malamadre

6

Hace tiempo, mi cuñada montó un lío familiar absurdo porque mi hijo de 6 años quiso disfrazarse de princesa, y lo ve fatal para el niño. Yo lo vi bien, y así fue. Luego su hijo adolescente y sus amigos fueron disfrazados de p*tas. Pero eso es normal, y yo soy “una mala madre”.

7

Hoy, a mis 35 años, mi madre me ha echado la mayor bronca de mi vida y ha terminado llamándome “mala mujer”. Ha sido porque le he dicho que no pienso tener hijos porque no me gustan los niños.

8

Hace tiempo, sé que soy lesbiana, desde los 12 años. Por miedo al rechazo salí con varios tíos y tuve una relación de 3 años y medio. No estamos juntos pero tenemos una hija en común. Ahora tengo miedo de salir del armario por si dicen que soy mala madre y mal ejemplo para mi hija. No sé qué hacer, creo que voy a explotar.

via GIPHY

9

Hoy, soy residente en un reputado hospital de Madrid. Mis compañeros siempre dicen lo orgullosos que están sus padres. En cambio mi madre cree que soy una mala mujer, ya que siendo médica no voy a poder dedicar a mis futuros hijos tanto tiempo como necesitan.

10

La semana pasada, durante el fin de semana, mi familia fue de visita a otra ciudad, y yo me quedé a solas en la casa. Me puse mala de un resfriado, por lo que pasé todo el tiempo limpiando mi nariz. Cuando regresaron, mi madre entró a mi cuarto para avisarme que ya habían llegado. Al ver mi cesto de basura lleno de pañuelos usados lo primero que me dijo fue “parece que te divertiste mucho”.

11

Hace unos años, cuando mis sobrinos eran pequeños, uno tenía un año y el otro tres, pasaba las tardes con ellos mientras que sus padres trabajaban. Un día montamos en el autobús y una mujer no paraba de mirarnos. Pude oír cómo decía a su acompañante que los niños iban a estar condenados a una mala vida por su madre haber abierto las piernas tan joven. ADV

12

Hace unos años, al cambiarme de colegio, la pedagoga me recomendó ir al psicólogo por depresión y baja autoestima (mis padres se habían divorciado de mala manera y yo sufrí bullying durante años). Mi madre me acompaño a mi primera (y última) cita y acabo contándole su vida a la psicóloga. Termino ELLA acudiendo a la psicóloga y de mí jamas volvió a querer saber del tema.