0

Pilar Soto, de azafata de ‘Grand Prix’ a víctima de la anorexia, las drogas y el alcohol

Grand Prix es un programa de televisión español que puede jactarse de ser uno de los programas de entretenimiento más longevos de la televisión de nuestro país. Y es que con sus nada más y nada menos que 14 temporadas, está considerado un clásico de la televisión en España.

maxresdefault

En 1988, TVE comenzó a participar en el espacio Juegos sin fronteras junto a varias televisiones Europeas. Cuando este formato finalizó en 1995, TVE decidió emitir en su lugar un formato idéntico solo para España. Y así nace Grand Prix, con la participación de 2 pueblos por programa. En el verano de 2005, tras 11 años ininterrumpidos de emisiones, se emitió su última edición en TVE.

Se sigue retransmitiendo hasta 2009 por diversas cadenas autonómicas, y desde la primera etapa a la última hasta el momento, han participado 328 pueblos.

Pero muchos nos acordamos a la perfección de muchas de las estrellas que han pasado por Grand Prixincluyendo las míticas azafatas del programa, como por ejemplo Pilar Soto.

Ella fue una de las caras más populares de la televisión de nuestro país a finales de los 90; comenzó su carrera profesional en la mítica serie Al Salir de Clase, y en 1998 dio el salto al programa Grand Prix que por entonces presentaba Ramón García, y en el que los pueblos de toda España competían por ver quién era el mejor en distintas pruebas.

pilar-victor--478x270

Pero posiblemente el momento de mayor popularidad de Pilar fue su trabajo en el programa del corazón Mamma mia, junto al ahora colaborador de Sálvame —y polemista oficial—, Víctor Sandoval.

Pero la carrera, y la vida, de Pilar fueron muy complicadas. Y es que en una entrevista concedida por la joven hace un par de meses, ha reconocido que en esa época de su vida se sentía siempre vacía, por lo que cayó en la bulimina y en la anorexia primero, acabando siendo adicta al alcohol y las drogas después.

43501_f37cff8ec8-th01

“Sufrí varias sobredosis, pero yo seguía trabajando, perdí muchísimo peso.”

En uno de esos dramáticos ingresos por sobredosis, la joven se dio cuenta por fin de que se estaba matando:

“Sabía que me estaba muriendo. En ese momento, llamé a Cristo, y con los ojos de mi alma vi su rostro. Estaba todavía en la cruz, lloraba. Y pensé: Dios mío, ¿qué he hecho? Perdóname, Señor.”

pilarsotobulimia

Desde este momento tan religioso, Pilar ha cambiado radicalmente su vida: ha dejado la televisión y las drogas, y ahora es una franciscana que dedica su vida a la orden y lo compagina con trabajos como periodista.

¿Qué os parece a vosotros? Contádnoslo en los comentarios.

Por cierto, ¿os acordáis de Patricia Pérez? Pues vuelve a televisión con un polémico nuevo proyecto.

¡Y también podéis seguirnos en Facebook!



Comentarios

Comments are closed.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies