0

Ese incómodo momento en el que gracias a WhatsApp te das cuenta de que tienes que cambiar de vida

Jam Koum y Brian Acton, dos ex empleados de Yahoo!, probablemente no tendrían ni idea del monstruo que tenían entre manos cuando, en 2009, decidieron crear WhatsApp. Una aplicación móvil muy sencilla que envía mensajes de texto a través de la conexión a Internet de los teléfonos y sin utilizar la línea de voz y que terminó revolucionando la comunicación por escrito en todo el mundo. E hizo inmensamente ricos a sus creadores: especialmente cuando en 2014 Facebook cerró la compra de la aplicación por 21.800 millones de dólares.

El servicio de mensajería móvil más popular del mundo es parte habitual de nuestro día a día, y en Elegí mal día hablamos habitualmente sobre él. Nos encantan ver que cada vez hay más madres que se doctoran en WhatsAppatención al gol por la escuadra de esta a su hija—, y también somos muy fans de esta gente que sale por la puerta grande de los grupo de WhatsApp de padres del cole. Hoy nos traemos algo diferente: una tuitera se dió cuenta al ver el día después su WhatsApp, de que tenía que dejar de beber como si tuviera un hijo en la cárcel. Para que luego digan que no sirve para nada.

Juzgad vosotros mismos:

Aunque no sabemos si logrará dejarlo

¿Qué os parece a vosotros? Contádnoslo en los comentarios.

Así era WhatsApp en el pasado: la puerta de un taller se convierte en una hilarante conversación de chat entre el grafitero y el dueño.

¡Y también podéis seguirnos en Facebook!



Comentarios

Comments are closed.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies