0

El secreto que se esconde tras los murales que habréis visto miles de veces en la pescadería de Mercadona

La cadena de supermercados Mercadona está en un momento muy dulce: se trata de la única compañía española que figura entre los 50 mejores retailers del mundo, según la clasificación realizada por Kantar Retail, y que está liderada por la estadounidense Walmart —Amazon asciende a la segunda plaza.

Eso sí, la compañía de Juan Roig ha perdido siete plazas respecto a 2015 y se sitúa actualmente en el puesto 49. Sin embargo, se mantiene como líder de la distribución española, donde tiene el 24,1%, y pese al empuje de Lidl y de Carrefour ha tenido en 2017 uno de sus años de mayor crecimiento desde 2012. Parte de la culpa la tienen productos como que se han convertido en una sensación entre sus clientes en un auténtico tiempo récord.

Y es que, como le ocurre a Lidl, sus productos de cuidado personal son especialmente valorados y arrasan en toda España. Pero lo que es mejor todavía, es que su sección de perfumería y maquillaje tiene productos de altísima calidad, a un precio que está al alcance de cualquier consumidor. La única pega es que están tan recomendados por las influencers de las redes sociales, que no es raro que se agoten con relativa rapidez en cuanto llegan a las tiendas.

Un secreto poco conocido de Mercadona es que ha invertido más de 1,5 millones de euros en 2017 en los más de 1.650 murales que decoran sus pescaderías y puntos de acabado de carne… pero no es la única sorpresa que esconden estos paneles.

Y es que estos murales han sido elaborados por más de un millar de discapacitados intelectuales, una iniciativa con la que se pretende que tengan “la posibilidad de formarse, trabajar y fomentar sus capacidades de esfuerzo, concentración y trabajo en equipo”, según explica Mercadona en declaraciones recogidas por ABC.

El proyecto tiene su origen en 2011 de la mano de Mercadona y Pamesa Cerámica, y se ha desarrollado en colaboración con 27 fundaciones y centros ocupacionales de toda España.

Respecto al proceso de creación de estos elementos decorativos, decir que se elaboran con la técnica trencadís, que usa trozos de cerámica. Como curiosidad, la primera tienda en la que se instaló uno de ellos fue la que el gigante valenciano tiene ubicada en la calle Roger de Lauria en Valencia.

Desde entonces, y hasta 2017, han sido más de 1.000 las personas con discapacidad intelectual que han trabajado en la realización de alrededor de 5.000 murales distintos.

¿Qué os parece a vosotros? Contádnoslo en los comentarios.

¡Y también podéis seguirnos en Facebook!



Comentarios

Comments are closed.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies