0

Demasiado bonito para ser verdad: ganó un “sueldo Nescafé” en 2008, pero ahora saborea un trago amargo

Nescafé es una marca de café instantáneo, de las más vendidas en el mundo, de la compañía Nestlé. El nombre es una conjunción de las palabras “Nestlé” y el producto pulverizado, el café. Su existencia data de 1938, cuando fue introducido en Suiza. Y una de sus herramientas de marketing más conocidas es el mítico “sueldo Nescafé.

IMG_20160922_095802

¿Quién no ha soñado con ser el afortunado en ganar uno de estos sueldos “para toda la vida“, y poder dedicar el resto de su existencia a lo que le dé la gana? Pues seguramente, como pasa con el Euromillón o los sorteos de la Once, todos. Pero en el caso de Ángela de Sande, una vecina de Palma de Mallorca que ganó éste deseado premio en el 2008, el sueño se ha convertido en un trago amargo.

Según ha informado el periódico La Vanguardia, el Tribunal Superior de Justicia de Baleares ha sentenciado que Ángela de Sande, de 65 años, pederá el derecho al subsidio que estaba cobrando. No sólo eso, sino que deberá devolver al Estado más de 17.000 euros correspondientes a la ayuda que recibió erróneamente desde marzo de 2011 hasta 2014, cuando ya estaba percibiendo el premio.

Resulta que poco antes de ganar el sueldo Nescafé, que consta de 1.520 euros brutos todos los meses, Ángela se quedó en paro. Ella en ningún momento ocultó que estaba percibiendo el premio vitalicio, ya que constaba en la documentación que entregó en la solicitud.

En cualquier caso, dado que la paga de 1.520 euros supera en un 75% el Salario Mínimo Interprofesional, eso imposibilitaba que pudiera acceder al subsidio reclamado. Es decir, que la administración pasó por alto el “sueldo Nescafé” y aprobó la ayuda.

Fue en 2014 cuando la Administración se dio cuenta de su error, porque la mujer entregó la declaración anual de la renta para seguir cobrando el subsidio. El Servicio de Empleo Estatal presentó una demanda para recuperar el dinero cobrado irregularmente y ahora el Tribunal Superior le ha dado la razón.

Nosotros pensamos que lo más indignante de todo esto es que cuando solicitó la ayuda informó acerca del premio… pero aún así se la concedieron. ¿Quién es entonces el responsable?

¿Qué os parece a vosotros? Contádnoslo en los comentarios.

Os dejamos con esta desternillante historia: le tocaron tres millones en la lotería y trolleó a su jefe haciendo algo que todos hemos pensado alguna vez.

¡Y también podéis seguirnos en Facebook!



Comentarios

Comments are closed.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies